Por qué Estados Unidos no puede regular Bitcoin
view this post on our onion site
14 min read

Por qué Estados Unidos no puede regular Bitcoin

Por qué Estados Unidos no puede regular Bitcoin

Las audiencias sobre Bitcoin y sus derivados se llevan a cabo en los EE. UU. de manera regular, e invariablemente los testigos expertos no describen adecuadamente los procesos reales que se est√°n llevando a cabo. ¬† Si usaran el lenguaje correcto y excluyeran todas las analog√≠as, la √ļnica conclusi√≥n posible ser√≠a que Estados Unidos no puede regular Bitcoin bajo su sistema legal actual . La Constituci√≥n garantiza los derechos inalienables de los ciudadanos estadounidenses y, por lo tanto, Bitcoin es un texto protegido en virtud de que es una forma de publicaci√≥n. ¬† La √ļnica forma en que Bitcoin se puede hacer regulable es si se cambia la Constituci√≥n; ¬† y eso no significa agregar una nueva Enmienda, significa eliminar la Primera Enmienda por completo.

Inevitablemente, los protagonistas anti-Bitcoin se enfrentarán a un desafío legal sólido y finalmente exitoso que eliminará la posibilidad de cualquier tipo de "BitLicense" o interferencia de CTFC, FinCEN o cualquier otra agencia. También eliminará cualquier posibilidad de interferencia a nivel estatal.  La consecuencia de adherirse a la ley básica de los Estados Unidos hará que Estados Unidos se convierta en el centro de todos los negocios de Bitcoin para todo el mundo, y hará que trillones de dólares en comercio electrónico fluyan a través de los Estados Unidos.

Permítanme explicar por qué este es el caso.

Algunos dicen que Bitcoin es dinero.  Otros dicen que no es dinero.  No importa.  Lo que importa son tres cosas;  que es Bitcoin, que la red de Bitcoin hace lo que debe hacer de manera completamente confiable y cuál es la verdadera naturaleza de la red de Bitcoin y los mensajes que contiene.

Bitcoin es una base de datos, mantenida por una red de pares que monitorea y regula qu√© entradas se asignan a qu√© direcciones de Bitcoin. Esto se hace √≠ntegramente mediante la transmisi√≥n de mensajes que son texto, entre las computadoras de la red (conocidos como ‚Äúnodos‚ÄĚ), donde se ejecutan procedimientos criptogr√°ficos sobre estos mensajes en texto para verificar su autenticidad y la identidad del remitente y el destinatario del mensaje y su posici√≥n en el libro mayor p√ļblico. Los mensajes enviados entre nodos en la red de Bitcoin son legibles e imprimibles por humanos. No tiene sentido en ninguna transacci√≥n de Bitcoin que Bitcoin deje de ser texto. Es todo texto, todo el tiempo.

Bitcoin se puede imprimir en hojas de papel. Esta salida puede tomar diferentes formas, como c√≥digos QR legibles por m√°quina, o puede imprimirse en letras de la A a la Z, de la a a la z y del 0 al 9. Esto significa que pueden ser le√≠das por un ser humano, como ‚ÄúHuckleberry Finn‚ÄĚ.

En el momento de la creaci√≥n de los Estados Unidos de Am√©rica, los Padres Fundadores de ese nuevo pa√≠s en su profunda sabidur√≠a y disgusto por la tiran√≠a, obsesionados por el recuerdo de la ausencia de una prensa libre en los pa√≠ses de los que escaparon, escribieron en la ley b√°sica de la entonces joven federaci√≥n de estados libres, una libertad expl√≠cita e inequ√≠voca, la ‚ÄúLibertad de Prensa‚ÄĚ. Esta enmienda fue primero debido a su importancia central para una sociedad libre. La Primera Enmienda garantiza que todos los estadounidenses tengan el poder de ejercer su derecho a publicar y distribuir lo que quieran, sin restricci√≥n ni restricci√≥n previa.

El Congreso no hará ninguna ley con respecto al establecimiento de una religión, o que prohíba el libre ejercicio de la misma;  o coartando la libertad de expresión, o de prensa;  o el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente ya solicitar al Gobierno la reparación de agravios.

Esta √ļnica l√≠nea excluye para siempre cualquier ley que restrinja Bitcoin de alguna manera.

En 1995, el gobierno de los EE.UU. ten√≠a en los libros de estatutos, leyes que restringen la exportaci√≥n de productos de software de encriptaci√≥n de los Estados Unidos sin una licencia. Estos bienes se clasifican como ‚Äúmuniciones‚ÄĚ. Las primeras versiones del innovador software de cifrado de clave p√ļblica "Pretty Good Privacy" o "PGP", escrito por Philip Zimmerman, ya hab√≠an escapado de los EE. UU. a trav√©s de Bulletin Board Systems desde el momento en que se distribuy√≥ por primera vez, pero todas las copias de PGP fuera de los Estados Unidos Los estados eran ‚Äúilegales‚ÄĚ. Para solucionar el problema de que todas las copias de PGP fueran de los Estados Unidos y se vean obstaculizadas por esta percepci√≥n, se puso en marcha un ingenioso plan, utilizando la primera Enmienda como medio para que esto suceda legalmente.

Se imprimió el código fuente de PGP .


La impresión original del código fuente de PGP.

Es tan simple como eso. Una vez que el código fuente de PGP se imprimió en forma de libro, al instante y lo que es más importante, inequívocamente, cayó bajo la protección de la Primera Enmienda. Como binario, el gobierno de los EE. UU. ridículamente intenta afirmar que el software inmaterial es  un dispositivo  y no  texto (software o "binarios" es texto que se puede ejecutar  en  dispositivos).   Claramente, la idea de que el software es un dispositivo es evidentemente absurda, pero en lugar de desperdiciar dinero discutiendo este punto en la corte, imprimir PGP eliminó toda duda de que se estaba llevando a cabo un acto de la Primera Enmienda.

El código fuente impreso se envió a otro país, perfectamente legalmente y sin cuestionamientos, y luego se transfirió a una máquina mediante OCR (reconocimiento óptico de caracteres, una herramienta de software que puede convertir una página impresa en un archivo de texto, eliminando la necesidad de que una persona escribir manualmente una página impresa), lo que resultó en un ejecutable PGP que se exportó legalmente desde los Estados Unidos.

La analogía directa con Bitcoin debería ser muy clara para usted ahora.  PGP y Bitcoin son ambos:

  1. Piezas de software que se pueden representar como texto impreso en papel.
  2. Software que genera bloques √ļnicos de texto legible por humanos.
  3. Dise√Īado para generar texto que est√° 100% cubierto por la Primera Enmienda.

El propósito de PGP es verificar absolutamente la identidad del remitente de un mensaje y asegurarse de que el mensaje no haya sido leído o cambiado en tránsito. El propósito de Bitcoin es verificar absolutamente la capacidad del propietario de una clave criptográfica (que es un bloque de texto) que puede desbloquear una entrada de libro mayor en la red global de Bitcoin. Ambas piezas de software son sistemas y servicios de mensajería que caen absolutamente bajo la Primera Enmienda en todos los aspectos, desde el código fuente utilizado para generar los clientes de software que firman el mensaje hasta el texto que los clientes compilados generan, envían, reciben y procesan.

Bitcoin es texto. Bitcoin es el habla. No se puede regular en un país libre como los EE. UU. con derechos inalienables garantizados y una Primera Enmienda que excluye explícitamente el acto de publicar de la supervisión del gobierno.

Bitcoin y PGP generan mensajes que son iniciados por sus usuarios. Cada uno de los mensajes que generan estas dos piezas de software son √ļnicos. Los √ļnicos cuerpos de leyes que posiblemente podr√≠an invocarse con respecto a su salida y c√≥digo fuente es la ley de derechos de autor y patentes, respectivamente. La fuente de Bitcoin no tiene derechos de autor y su idea central no est√° patentada y, en cualquier caso, nada de esto tiene nada que ver con la naturaleza de los mensajes de Bitcoin o su derecho a publicar. Las m√°quinas de escribir pueden incluir m√©todos patentados en su construcci√≥n, y esas patentes no tienen relaci√≥n con su derecho de la Primera Enmienda de publicar lo que crea con una herramienta patentada.

Los derechos de autor le otorgan al generador de estos textos privilegios bajo la ley que impone multas a alguien que copie su mensaje sin su permiso, pero la ley de derechos de autor no tiene nada que ver con exportar, regular o imponer un impuesto sobre los mensajes mismos y, por supuesto, prohibir la copia de su mensaje de pago de Bitcoin más bien niega el propósito de usar Bitcoin.

Teniendo todo esto en cuenta, si alg√ļn legislador, regulador, agencia estadounidense de tres o seis letras u otro bur√≥crata se atreve a tratar de regular Bitcoin, se esconder√° de la nada. Un desaf√≠o legal se montar√° , y tendr√° que montarse, porque si el Estado puede legislar en contra de una sola pieza de software que genera mensajes, se crear√° un precedente legal que le permitir√° al gobierno de los EE. UU. regular todo el software sin importar lo que haga.

El funcionamiento de Bitcoin no es fundamentalmente diferente de lo que hace todo el correo electr√≥nico, la mensajer√≠a de texto y el software conectado a Internet; retransmitir mensajes. La √ļnica diferencia est√° en el software que rastrea c√≥mo se relacionan entre s√≠ los mensajes del remitente y el destinatario. El correo electr√≥nico no es diferente a Bitcoin, excepto por el hecho de que un registro del remitente y el destinatario y el contenido de su correo electr√≥nico no se almacenan en un libro p√ļblico uno contra el otro. Sabemos que est√° almacenado en una base de datos privada, pero esa es otra historia. Gui√Īo gui√Īo.

He aquí otro ejemplo de jurisprudencia que demuestra que este razonamiento es correcto.

En Bernstein v. US Department of Justice se estableci√≥ que el c√≥digo es expresi√≥n y est√° protegido por la Primera Enmienda. Esto se aplica de manera absoluta e inequ√≠voca a Bitcoin, con espeluznantes paralelismos con KYC/AML en Bitcoin. Los requisitos inconstitucionales de ITAR son exactamente lo mismo que pedir a los comerciantes de Bitcoin que se registren como "transmisores de dinero" y busquen licencias antes de que se les pueda pagar para transmitir texto a la red de Bitcoin para su publicaci√≥n en el libro mayor p√ļblico. El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito fall√≥ a favor de Bernstein y dictamin√≥ que el software estaba protegido por la Primera Enmienda y que las regulaciones del gobierno que imped√≠an su publicaci√≥n eran inconstitucionales. Est√° claro que Bitcoin cae directamente en la categor√≠a de discurso protegido, no hay forma de evitar nada de esto, y los tribunales de EE. UU. deben llegar a la misma conclusi√≥n para Bitcoin. Bitcoin es expresi√≥n protegida, y la jurisprudencia lo dice expl√≠citamente.

La posici√≥n de que Bitcoin es dinero es fundamentalmente incorrecta, y sistemas como este han existido durante muchos a√Īos sin llamar la atenci√≥n de ninguna agencia de tres letras. Tomemos, por ejemplo, FarmVille, el popular juego de simulaci√≥n de granjas en Facebook.

De la entrada de Wikipedia en FarmVille

Este juego enormemente popular no es diferente a Bitcoin en la naturaleza. FarmBucks existe en un sistema cerrado, al igual que Bitcoin. La √ļnica diferencia es el tama√Īo del espacio donde se env√≠an los mensajes, y en el caso de FarmBucks, la cantidad de usuarios y transacciones (mensajes enviados) fue grande. FarmVille ten√≠a 83.760.000 usuarios activos mensuales y ninguno estaba sujeto a KYC/AML para cambiar fiat por FarmBucks o FarmCash. ¬ŅPor qu√© no? ¬† ¬ŅQu√© pas√≥ con ese dinero? ¬ŅPor qu√© la FinCEN o la SEC no estaban en todo ese juego como lo est√°n en las ICO? Nadie puede explicar esto adecuadamente. Este ejemplo es muy √ļtil como herramienta para desvelar a las personas que afirman que Bitcoin es dinero y es fundamentalmente diferente al dinero que se guarda en un juego. ¬† Todos los fundamentos que usan (principalmente en forma de oraciones continuas) para explicar la diferencia son inexactos y nunca abordan los procesos fundamentales; si lo hicieran, no tendr√≠an m√°s remedio que concluir que Bitcoin no est√° m√°s sujeto a regulaci√≥n que FarmBucks o PGP.

Claramente, permitir que la legislación toque Bitcoin significa que cualquier software de cualquier tipo de repente estará sujeto a restricciones arbitrarias e inconstitucionales. Sentará un precedente que será devastador para todo el desarrollo de software en los EE. UU., y el software es el medio por el cual todo se ejecuta, comunica, intercambia y ordena en la sociedad moderna. De hecho, es imposible dirigir una sociedad moderna sin software.

Twitter, por ejemplo, podr√≠a verse regulado; transmite mensajes que no son diferentes en naturaleza a los mensajes que transmite Bitcoin; la √ļnica diferencia es el libro de contabilidad mantenido p√ļblicamente y la aplicaci√≥n de los mensajes. De hecho, Twitter podr√≠a convertirse f√°cilmente en una empresa de Bitcoin agregando algunos campos a su esquema JSON de mensajes para incluir una direcci√≥n de Bitcoin para cada uno de sus usuarios, agregando una p√°gina a su cliente y ejecutando su propio grupo de servidores de Bitcoin. ¬ŅEse texto adicional transformar√≠a repentinamente a Twitter en un banco? ¬† ¬ŅCambiar√≠a eso repentinamente la naturaleza de cada Tweet que se env√≠a en su red y los convertir√≠a en "Transmisores de dinero"? ¬ŅEn qu√© se diferencia tener una direcci√≥n de Bitcoin integrada en tu cuenta de Twitter a hacer una promesa a mano en Twitter a tus seguidores o en un mensaje directo?

Esencialmente, Bitcoin le permite hacer contratos por escrito con personas sin conocerlas ni firmar papel; la red y el software se encargan de identificar y cumplir la promesa, todo con fragmentos de texto firmados criptográficamente. Lo que afirman las personas que piden "BitLicenses" es que debido a que Bitcoin en este momento tiene un uso particular, debería estar exento de la ley básica de los Estados Unidos de América. Eso es una completa locura y tendrá consecuencias no deseadas que serían absolutamente desastrosas para la economía estadounidense, ya que casi todo hoy en día está mediado por software o toca software.

Si se deja que Bitcoin prospere y se permita que el mercado defina los servicios, los medios para establecer el valor y resolver disputas, Bitcoin como ecosistema ser√° extremadamente robusto y generalizado, tal como lo es Internet hoy, despu√©s de haber crecido durante veinte a√Īos sin ninguna regulaci√≥n o control por parte del Estado.

Además, como dije anteriormente, el país que no promulgue la legislación de Bitcoin se convertirá en el punto de partida y el punto final de todas las transacciones de Bitcoin a nivel mundial por la ventaja de ser el primero en moverse. Todas las demás jurisdicciones verán que Bitcoin pasa a través de ellas sin pagar impuestos, y no habrá nada que puedan hacer al respecto, ya que Bitcoin es una red de igual a igual inexpugnable.

Hemos visto un fen√≥meno similar con la posici√≥n legal del cifrado en Francia. SSL estaba regulado en Francia hasta que Dominique Strauss-Khan, exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, elimin√≥ las restricciones. Sab√≠an que el ‚Äúcomercio electr√≥nico franc√©s‚ÄĚ tendr√≠a lugar dentro de ‚Äúle pays Roosbeef‚ÄĚ si no fuera posible proteger los sitios web franceses con SSL bajo demanda sin fricciones. Las empresas estadounidenses de Bitcoin (dado que los puntos finales estar√°n en su jurisdicci√≥n) pagar√°n impuestos sobre sus ganancias y esto ser√° un porcentaje de los billones de transacciones globales realizadas en la red para cada prop√≥sito concebible e inconcebible.

Lo mismo es cierto para cualquier otro pa√≠s. Estados Unidos parece dispuesto a paralizarse al promulgar "BitLicenses" y declarar por decreto que Bitcoin es una moneda, una mercanc√≠a o una moneda de curso legal. Como describ√≠ anteriormente, Bitcoin no es ninguna de esas cosas por naturaleza y la gran cantidad de aplicaciones en las que se puede poner apenas se est√° descubriendo. Nuestro proyecto Azteco es solo uno de ellos, con el potencial de llegar a los miles de millones de personas no bancarizadas en el mundo y brindarles una manera f√°cil de acceder al comercio electr√≥nico en Internet, en todo el mundo, con un sistema que hace imposible el fraude en los pagos. El beneficio potencial para los no bancarizados y los sitios web que venden productos en l√≠nea y las jurisdicciones donde operan esos sitios web no tiene precedentes. Solo un tonto har√≠a algo que pudiera da√Īar el advenimiento de esta transformaci√≥n, o rechazar esta nueva tecnolog√≠a y el negocio que se basa en ella.

Ninguna legislatura podrá mantenerse al día con los avances en software que se están produciendo; hay demasiados desarrolladores y herramientas eficientes en todo el mundo, todos con igual acceso al mercado. Lo mejor que puede esperar el Estado es gravar las nuevas empresas que utilizan las nuevas herramientas a medida que surgen y alentar a los empresarios a incorporarse en sus jurisdicciones. Si Estados Unidos quiere ahuyentar a los desarrolladores, intercambios y nuevos negocios de Bitcoin, por todos los medios, hágalo y asuma las consecuencias. Hay muchos otros lugares en el mundo donde se han tendido canales rápidos de internet y donde el gobierno no es tan atrasado. Skype se fundó en Estonia, no en Silicon Valley, y esto se debe a una razón. Todos los grandes intercambios de Bitcoin están fuera de los EE. UU. Hay una razón para eso. Nadie que desee iniciar un negocio de Bitcoin planea mudarse a Nueva York desde cualquier lugar, porque sabe que sus modelos comerciales serán atacados de inmediato.

Para aquellos de ustedes que tienen miedo de un mercado libre en Bitcoin, tengan la seguridad de que todas las leyes que existen actualmente relacionadas con el fraude, el robo, la tergiversaci√≥n y todo lo dem√°s, contin√ļan aplic√°ndose a todas las personas y corporaciones que usan Bitcoin. Bitcoin no hace que las leyes o sus obligaciones personales o corporativas sean discutibles. Cuando trata con una empresa, conserva el acceso a la ley y recurre a ella. Cuando alguien te promete venderte bienes con Bitcoin, esa promesa no se anula porque est√°s pagando con Bitcoin. Los buenos negocios de Bitcoin construir√°n sistemas de resoluci√≥n de disputas como lo han hecho eBay y Amazon, de modo que nunca tengas que acudir a los tribunales para obtener justicia si hay un problema. En l√≠nea, la reputaci√≥n lo es todo, y la mala reputaci√≥n puede destruir su credibilidad y su base de clientes de la noche a la ma√Īana. Este es un incentivo mucho m√°s poderoso para comportarse correctamente y cumplir las promesas, lo que la mayor√≠a de la gente hace por defecto en cualquier caso, en lugar de alguna "BitLicense" arbitraria y absurda.

Todas las "BitLicenses" del mundo no pudieron evitar que MTGox tuviera un problema de software y ninguna ley puede recuperar el dinero perdido, ya sea directamente o a trav√©s de la interrupci√≥n del evento causado por el error de software. Una vez m√°s, los emprendedores impulsados ‚Äč‚Äčpor Internet hacen la vida m√°s f√°cil y mejor, no las leyes y los reglamentos. La regulaci√≥n no hace que el software sea correcto; los desarrolladores lo hacen.

Tengo una recomendaci√≥n para cualquiera que defienda que deber√≠a haber una "BitLicense". No desperdicien el tiempo, el dinero y los recursos de todos proponiendo esta idea antiestadounidense. La EFF tiene mejores cosas que hacer con su tiempo que volver a ense√Īar la lecci√≥n del "Caso de municiones" de PGP. Si llega a los tribunales, su lado perder√° y como consecuencia, Estados Unidos perder√° su ventaja inicial ya que todos los empresarios de Bitcoin huyen de los EE.UU. en busca de entornos que les permitan innovar, crecer y prosperar.

¬ŅY qu√© pueden decir los empresarios que quieren una "BitLicense" forzada en la industria del software? ¬ŅQue no conf√≠an en s√≠ mismos? Eso es evidentemente absurdo. ¬ŅQue no conf√≠an en sus competidores? Si se da el caso de que sus competidores no son buenos actores, entonces los buenos actores tienen una ventaja de mercado, y recuerda; una licencia no puede proteger al p√ļblico del fraude ni proporcionar ninguna garant√≠a de ning√ļn tipo, solo puede distorsionar el mercado.

Lo que estos defensores de "BitLicense" realmente quieren es una ventaja de mercado garantizada. Son capitalistas compinches. Quieren evitar el surgimiento de un empresario "Golden BB" que podría destruir su negocio, quieren ralentizar y sofocar la innovación, para poder convertirse en guardianes atrincherados e inexpugnables. Quieren prohibir nuevos participantes en el mercado. Simplemente, no funcionará. Y es anti-estadounidense.

La legislatura estadounidense debe permitir que florezca el sue√Īo americano y extender su poder a Bitcoin, o se ver√° obligado a obedecer la ley, y esto ha comenzado a suceder. Dos jueces en los EE. UU. han determinado que Bitcoin no es dinero y han desestimado los cargos de "lavado de dinero" contra dos hombres:

El juez magistrado de EE.UU. Hugh B. Scott dictamin√≥ en un caso de lavado de dinero en Buffalo, Nueva York, que bitcoin es m√°s como una mercanc√≠a y no es una forma de moneda, seg√ļn un informe de noticias locales.

Recomendó que se retirara el cargo de lavado de dinero contra el acusado ya que Bitcoin no es dinero.

En otro caso de lavado de dinero el a√Īo pasado, la jueza del circuito de Miami-Dade, Teresa Mary Pooler, afirm√≥ que est√° muy claro, incluso para alguien con conocimientos limitados en el √°rea, que Bitcoin tiene un largo camino por recorrer antes de que sea el equivalente del dinero.

Archivo: https://archive.is/pKQJ2

Bitcoin no es dinero. KYC/AML no deber√≠a aplicarse en absoluto. El fallo de Hugh B. Scott es muy significativo, porque contradice directamente la idea de "BitLicence". Y para que no quede ninguna duda, todo esto, incluidos los recursos legales por incumplimiento de promesa, se aplica a las ‚ÄúICO‚ÄĚ, ‚Äč‚Äčque tampoco son m√°s que texto almacenado en una base de datos. El hecho de que se llamen "Ofertas iniciales de monedas" es irrelevante para los procesos subyacentes, y no es ilegal repetir el lenguaje y los t√©rminos de las finanzas, que no son marcas registradas ni tienen derechos de autor. La Bolsa de Valores de Hollywood no fue enga√Īosa porque se autodenomin√≥ ‚ÄúBolsa de Valores‚ÄĚ. Los que se oponen a Bitcoin y las ICO no tienen buenos argumentos, y los pretextos ra√≠dos para la regulaci√≥n que pueden sintetizar son tan endebles como fiduciarios.

Escuche este artículo leído por una persona real en The Cryptoconomy Podcast.

ūüďĆ
Traducido por Wave escrito originalmente por Beautyon
ūüß°
Found this post helpful? Consider sending the author a tip
ㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤㅤ